TIEMPO DE TIJERAS

El deporte argentino anticipa un panorama de duros recortes en 2019. La Secretaría de Deporte de la Nación contará con un 10% menos del presupuesto que en 2018 y los fondos del Enard se ajustarán 25 puntos por debajo de la inflación. Las becas atrasadas se convirtieron en una política habitual y, tras los Juegos Panamericanos de Lima 2019, pueden recortarse hasta el 55% de los apoyos existentes por el nuevo reglamento de apoyos del Enard.

000

Werthein (a cargo de COA y Enard) y De Urquiza (SDN), los responsables del recorte.

Hoy se termina 2018 y el deporte argentino de alto rendimiento vive una de las situaciones más delicadas de la historia en lo que concierne a su economía, a tono con un país en el que la pauperización es moneda corriente. Tanto la Secretaría de Deporte de la Nación (SDN) como el Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (Enard) exhiben números calamitosos para la gestión 2018 y anticipan un 2019 con indicadores negativos.

La SDN exhibe las huellas que dejó la administración de Carlos Javier Mac Allister, en sus casi tres años de gestión. El Colo –ahora enfocado a ser gobernador de La Pampa por Cambiemos– desaprovechó un presupuesto récord en su primer año de gestión, subejecutó los fondos de 2016 y 2017, se vio implicado en un escándalo por el que su entonces subsecretario Orlando Moccagatta afronta un proceso judicial por corrupción y apuntado en otro proceso por abuso de autoridad y violaciones de los deberes de funcionario público; mostró discrecionalidad a la hora de repartir becas de clubes de barrio y respaldó a funcionarios que fundaron entidades a contrapelo de la legislación nacional (ver link).

El exdefensor, además, normalizó una política de pago de becas como dádivas ya que, en lugar de respetar el esquema de depósitos mensuales, generó atrasos e indefiniciones tales que los deportistas se acostumbraron a tener hasta 90 días de postergación en los cobros. De hecho, el año se va y son dos los meses sin acreditar en las cuentas de atletas y entrenadores, sin perspectivas de que la situación se normalice a corto plazo.

El heredero en el cargo es Diógenes de Urquiza, amigo de la adolescencia de Mauricio Macri con quien fundó la Asociación de Pádel Argentino (APA) en 1988, entidad que le valió al Gordo De Urquiza –como se lo conoce en el ámbito deportivo– hacer carrera en el Comité Olímpico Argentino (COA) y luego, ingresar como miembro rentado al Enard. De hecho, el sueldo que cobraba como Coordinador Gerencial, además de ser paralelamente empleado de alto rango de GGM SA, la empresa encargadas de vestir a diferentes delegaciones olímpicas, generó que su asunción se atrasara casi un mes hasta regularizar los papeles, por lo que hasta que Macri lo designó oficialmente por el Decreto 1098/2018, durante cuatro semanas no pudieron gestionarse pagos ni obras en SDN.

De Urquiza deberá gestionar el más bajo presupuesto del cuadrienio de Macri en el poder, por un total de 991 millones de pesos (unos u$s 26 millones), 106 millones menos que los que dispuso el área para este ejercicio que se acaba (y la tercera parte de lo que dispuso Mac Allister en 2016 en valores constantes. En ese panorama complicado, el alto rendimiento es el área que más sufrirá los recortes ya que su participación en la torta global pasó del 38,50% en 2016 a un magro 25,23% en 2019.

La SDN fue la primera gestora de un sistema de becas y apoyos económicos constantes para la preparación de deportistas y el sustento de entrenadores. Iniciado como un plan sui generis con vistas a la participación en los Juegos Panamericanos de Mar del Plata 1995, durante la gestión de Livio Forneris, el sistema se sistematizó bajo el mandato de Hugo Porta y fue el principal sustento hasta la puesta en funciones del Enard en 2010. A partir de allí, los aportes de SDN pasaron a ser un pago complementario, a veces marginal, producto de la falta de documentación y sistematización, que depende más de los lazos políticos del poder de turno con las federaciones que con un sistema orgánico. De hecho, en la página de la SDN sólo se publica actualmente un listado de unos 1.100 nombres sin establecer fechas, montos o méritos (ver link).

Las becas del Enard son, por valores monetarios y eficiencia en el pago, el principal sostén de los deportistas. El ente creado por la Ley 26.573 dependió para la generación de fondos, hasta finales de 2017, de una alícuota proveniente del consumo de telefonía celular. La falta de reacción de su presidente Gerardo Werthein al tratarse la reforma Tributaria que promovió el Poder Ejecutivo Nacional en noviembre de 2017 (ver link). Esta decisión no sólo generó que se perdiera independencia administrativa –pasó a depender del Tesoro Nacional– sino una llamativa pérdida económica ya que se estableció que el Enard recibiría una suma fija de 900 millones de pesos, ajustada por el índice de gasto primario del Estado, un indicador que siempre se ubica varios puntos por debajo de la inflación real. Para ponerlo en números: si Argentina cerrará 2018 con una inflación acumulada de 40,5% (uno de los cinco países de mayor índice del planeta), el Gasto Primario del Estado previsto por Nicolás Dujovne para el mismo período fue del 15,1%.

El recorte se sintió fuerte en el Enard. Si el Ente mantuvo un esquema de 1.345 becas para competidores y entrenadores, en un rango que nucleaba desde campeones olímpicos a jóvenes que se preparaban para los Juegos Olímpicos de la Juventud, el nuevo año trae un panorama de tijeras que asusta. Además de las 378 becas que se dieron de baja por estar directamente relacionadas a Buenos Aires 2018 –se especula con que en febrero se lanzará un programa de 80 ayudas para los más destacados–, las becas no evolucionaron como debían ya que tuvieron un ajuste automático del 30%, es decir, diez puntos menos que el costo de vida.

El panorama de recortes a los que fue conminado cada deporte generó incomodidades y situaciones complicadas. Uno de los casos límite lo expone el handball masculino, en donde se estudia bajar de 21 a 18 el número de becados; como quienes cobran –según las normas del Enard– deben tomar parte de las competencias, se establece la paradoja que Diego Simonet (MVP de la Champions League, actualmente lesionado) podría quedarse afuera de las listas por no disputar el Mundial que se celebrará conjuntamente en Alemania y Dinamarca desde el lunes 10. Tamaña meritocracia ha dejado afuera de las listas al maratonista Mariano Mastromarino, quien en Toronto 2015 consiguió el primer podio en una competencia continental en 64 años, pero a quien las lesiones no le permitieron ratificar resultados y fue borrado de las listas, pese a que se mantuvo en actividad (ver link). Para conseguir fondos que le permitieran viajar a buscar la marca que lo instale en Lima 2019, el Colo debió salir a vender rifas, como en los viejos tiempos.

Las podas amenazan ser mayores. Werthein y su plana mayor (el Director General Daniel Jacubovich y el Gerente Técnico Deportivo Carlos Siffredi) intentaron terminar con las becas Sudamericanas (reservadas a medallistas en pruebas subcontinentales), pero no pudieron conseguirlo a partir de los pedidos de la mayoría de las federaciones que veían evaporarse el apoyo a quienes están dando sus primeros pasos en el deporte internacional. Esos 586 apoyos a atletas y DTs (el 55% de las becas que quedan en pie) tienen fecha de vencimiento ya que desaparecerán del organigrama una vez que concluyan las competencias en la capital peruana. Quienes consigan una presea, cobrarán durante un año $22.000 mensuales; quienes no, quedarán afuera de todo apoyo y deberán esperar una ayuda desde SDN, que adicionalmente aporta un aproximado del  50% de lo que abona el Enard. Para entender este recorte en números objetivos: si el Enard pagará 19.273.000 pesos en becas en enero de 2019, cuando se apague el fuego panamericano, el 11 de agosto, estaría depositando 11.562.000 pesos, un notable recorte del 40%. En definitiva, los que pierden son los deportistas.

ERNESTO RODRÍGUEZ III
@EPHECTO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s