FAMILIA OLÍMPICA

Gerardo Werthein (Presidente del COA) y Mario Moccia (Secretario General del COA) están acompañados por sus retoños en su labor del Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de la Juventud. Sara Werthein (una locutora de radio) reporta como Coordinadora de Ceremonias y Anabela Moccia (especialista en RR.PP.) tiene a cargo la interacción con todas las federaciones deportivas internacionales.

papis

Gerardo y Mario, dos papás orgullosos de sus hijas.

Para los griegos, la familia olímpica era la prole de dioses y semidioses que en la que Zeus se sentaba a la cabecera de la mesa como un padre todopoderoso y caprichoso. Por extensión, aquel linaje celestial que hace más de 27 siglos inspiró a los helénicos a celebrar juegos deportivos en su honor, es una forma elegante que utiliza el Comité Olímpico Internacional (COI) en el presente para seducir al grupo de sponsors, patrocinantes y toda empresa que decida hacer negocios con la entidad que tiene base en Lausana.

Argentina tiene a su propia Familia Olímpica. O, al menos, herederos olímpicos. Eso queda claro cuando se analiza el organigrama de la organización de los Juegos Olímpicos de la Juventud (YOG, por su sigla en inglés) y se encuentran cargos de importancia en el Comité Olímpico Argentino (COA) y a sus retoños.

Los dos hombres más poderosos del COA –el presidente Gerardo Werthein y el secretario general Mario Moccia– han logrado que sus hijas sean parte de la planta estable del Comité Organizador (BAYOGOC por su sigla en inglés).

El máximo dirigente olímpico nacional, quien preside el BAYOGOC, tiene el respaldo en la tarea cotidiana de su hija Sara, quien a los 33 años y tras ser secretaria en empresas del Grupo W, se dedicó a la locución y actualmente es parte del programa “Al ataque”, con Diego Korol, Sebastián Naldi y Martín Pugliese que se emite de lunes a viernes por Pop Radio, de 13 a 16. En los tiempos que le deja libre la emisora ubicada en el 101.5 del díal, se dedica a proyectos personales ya que está inscripta en la AFIP en la categoría 960990 que la habilita para ofrecer servicios de astrología y espiritismo, establecer agencias matrimoniales, de investigaciones genealógicas y de contratación de acompañantes y hasta actividades de lustrabotas y acomodadores de autos.

Pero Sari –como la conocen familiarmente– también se hace un ratito para algo extra cerca del papá, ya que está oficialmente incluida en la estructura de Buenos Aires 2018 (con mail y todo) como Coordinadora de Ceremonias de la Dirección del Programa Cultural y Educativo que dirige Cielo Salviolo. Existen tres categorías de sueldo para un coordinador que, sin tener en cuenta los últimos ajustes de la administración pública, van desde $ 34.780 a $ 43.900. ¿Sus antecedentes en el deporte? Es una amazona vocacional que compitió en categorías promocionales en El Capricho (el haras que Werthein posee en Capilla del Señor) y ha subido algunos tuits de Los Leones cuando se coronaron en los JJ.OO. de Río de Janeiro, hace dos años.

Por su lado, Anabela Moccia es algo más que la hija del multitasking Mario, quien –como poéticamente afirmaba Walt Whitman– contiene multitudes: Secretario General del COA, Presidente de la Confederación Argentina de Handball y la Confederación Panamericana de Handball (actualmente en litigio con la Internacional de ese deporte), Vicepresidente de la Organización Deportiva Suramericana (Odesur) y Vicepresidente Segundo de la Organización Deportiva Panamericana (Odepa). También es su socia comercial en la empresa de eventos deportivos Sports Planners SA que, por ejemplo, tiene la concesión de la pileta y la colonia de verano del Club Atlético Temperley hasta 2023 (ver link).

Llegado a la política deportiva de la mano de Ricardo López Murphy (era su hombre fuerte en las elecciones de 2003), entre tantos cargos, el Licenciado Moccia tiene sus recompensas: desde comienzos de 2018, su función en el COA es rentada. Y por su puesto de Director de Deportes del Comité Organizador de los YOG tiene asegurado un ingreso mensual de $ 116.000, sin contar los gastos de representación y demás estipendios.

Anabela, de 34 años, lo ha acompañado al papa de manera fiel en muchos de los emprendimientos. Egresada de la Universidad John F. Kennedy en el área de Relaciones Públicas, durante años trabajó en la Secretaría de Ceremonial y Protocolo del COA. En el ambiente del deporte que marca a la familia (handball) o de otras disciplinas nunca se le conoció participación activa en la organización de espectáculos o competencias deportivas sino, simplemente, se la ubica por ser la mano derecha de su padre y quien le maneja la agenda de eventos ante su gestión polirrubro. Sin embargo, ocupa la posición de Sport Director del BAYOGOC, es decir, el enlace entre el Comité Organizador y las federaciónes internacionales deportivas y su responsabilidad es que los deportes se desarrollen correctamente en cada una de las sedes deportivas, una labor que no siempre hace sola y por la que el Estado porteño le abona un mínimo $ 102.000 cada 30 días.

Si bien esta demostración de nepotismo deportivo no es ilegal, ya que el decreto 43/18 de Horacio Rodríguez Larreta limita el tema de los acomodos familiares al Jefe y Vicejefe de Gobierno, Jefe de Gabinete, Ministros y demás funcionarios con rango y jerarquía de Ministro (ver link), bien cabe preguntarse por la calificación profesional y la experticia en el área específica en la que fueron nombrados las herederas olímpicas. ¿Lo hubieran logrado de no ser “hijas de”?

ERNESTO RODRÍGUEZ III
@EPHECTO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s