SIETE VECES CAMPEONES

Los Gladiadores jugaron un partidazo y se quedaron con la final del Panamericano disputado en Nuuk (Groenlandia) tras derrotar al favorito Brasil por 29-24. La séptima medalla dorada de nuestra Selección le garantizó, además, uno de los tres puestos en juego para el Mundial a celebrarse el año próximo en Alemania y Dinamarca.

handball

El festejo de Los Gladiadores con la copa de campeones,

La selección nacional masculina le hizo honor al apodo de Los Gladiadores. Los dirigidos por el español Manolo Cadenas jugaron una final cercana a la perfección ante uno de los mejores planteles de Brasil de todos los tiempos, y pese a sufrir la ausencia de Diego Simonet (arrastrando un fuerte golpe en una rodilla), se quedaron con el título en el Panamericano disputado en Nuuk (Groenlandia).

Cadenas eligió a los arqueros Matías Schulz y Leonel Maciel; los centrales Sebastián y Pablo Simonet y Juan Pablo Fernández; los laterales Federico Vieyra, Julián Souto Cueto y Nicolás Bonanno; los extremos Federico Fernández, Pablo Vainstein, Federico e Ignacio Pizarro y Santiago Baronetto y los pivotes Gonzalo Carou, Lucas Moscariello y Gastón Mouriño.

El camino en la capital groenlandesa comenzó el sábado 16 con un contundente 48-8 a Perú, tampoco Puerto Rico trajo problemas al día siguiente y se le ganó por 42-18; libre el lunes por la ausencia de Cuba (los caribeños faltaron a último momento por falta de visas para hacer escala en Canadá, camino a la sede del torneo), el 54-10 del miércoles ante Guatemala aseguró el pase a semifinales, mientras que la clasificación se cerró el jueves con un 24-18 ante Chile.

La plaza en el Mundial a celebrarse el año próximo en Alemania y Dinamarca se consiguió el sábado, al barrer a los locales en la semifinal por 39-17. En la final esperaba el duro Brasil, que sumaba tres victorias oficiales consecutivas (la final de los Juegos Panamericanos de Toronto 2015, la semifinal del Panamericano 2016 en Tecnópolis y la final de los Juegos Odesur en Cochabamba, tres semanas atrás).

Argentina fue una máquina y arrolló a los verdeamarelos. Con el arco casi clausurado por Leonel Maciel (diez atajadas sobre 17 lanzamientos), el armado de Pablo Simonet y las contras de Federico Pizarro (seis goles en los 30 minutos iniciales y diez en el total), Los Gladiadores cerraron la primera mitad con un claro 13-8. Y ampliaron cifras hasta sacar diez (24-14) con 13 minutos para el cierre. Allí hubo un relax, permitiendo la reacción de Brasil que se puso a cuatro (24-20), pero el menor de los Simonet metió un doblete para cortar la reacción. La bocina final decretó el 29-24 que selló el séptimo festejo continental argentino tras los oros en San Pablo 2000, Villa Ballester 2002, Santiago de Chile 2004 y 2010, Almirante Brown 2012, Canelones 2014 y éste en Nuuk, para quedar a sólo uno de Cuba, máximo ganador.

El ticket para el Mundial (que también consiguieron Brasil y Chile, bronce tras superar a Groenlandia 39-36) es el 12º al hilo que se logra desde la primera participación, en Japón 1997. Argentina compartirá grupo el clasificatorio que se disputará en Copenhague con dos potencias europeas como Suecia y Hungría, el multinacional equipo de Qatar, Egipto (un rival al mismo nivel de Los Gladiadores) y un rival ganables como Angola, por lo que hay chances ciertas para acceder a octavos de final.

ERNESTO RODRÍGUEZ III
@EPHECTO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s