AMÉRICA, OUT

En medio de una pelea política de sus líderes, la Federación Internacional de Handball suspendió a la Federación Panamericana y le impide hacer sus torneos. Además planea dividir el continente en dos, una decisión que pone en riesgo la participación de las selecciones argentinas en Mundiales y Juegos Olímpicos.

000

El eqipcio Moustafa parece reirse de Moccia y toda América.

Una disputa entre líderes políticos del handball mundial amenaza la presencia argentina en Juegos Panamericanos y Olímpicos. Mario Moccia (presidente de la Confederación Argentina y vice del Comité olímpico Argentino) era uno de los sustentos del egipcio Hassan Moustafa para mantenerse al mando de la Federación Internacional de Handball (IHF). Pero algo se rompió entre ellos.

Lo que comenzó con dardos dialécticos, se concretó en medidas el domingo último en una reunión realizada en Zagreb (Croacia): el Consejo Directivo de la IHF decidió “dividir el continente panamericano en dos”: la Confederación Norteamericana y del Caribe, con 19 países, y la Confederación Sudamericana y Centroamericana, con 18 en donde estaría Argentina.

La comunicación oficial establece que en el Congreso de la IHF del 11 de noviembre último en Antalya (Turquía) se aprobó “por una mayoría de dos tercios” delegar en el Consejo Directivo “la discusión, evaluación y decisión” sobre la federación panamericana y el cambio de estatutos que ello implicaría. La Federación Panamericana de Handball (PATHF) convocó una asamblea el 7 de octubre en Bogotá (Colombia) en la que 25 de los 26 miembros rechazaron la división de la entidad, con 24 votos en contra y una abstención.

El presidente Moustafa acusa a la PATHF (presidida también por Moccia) de “violar el artículo 10.2, punto 3.1 de los estatutos de la IHF” al no invitarlo a esa reunión. Y también solicitó información urgente que prueben que PATHF gastó de forma correcta el millón de dólares que le corresponde en concepto de patrocinio para el desarrollo del deporte en el continente.

La Panamericana reaccionó con un duro un comunicado en el que rechaza las medidas de la IHF, considerándolas ilegales, y afirma que la decisión del Consejo Directivo de la IHF es ilegítima ya que la votación no obtuvo los dos tercios necesarios como afirma Moustafa ya que del 66% de votos afirmativos que necesitaba, sólo obtuvo 60%. Y hasta acusa a Moustafa de violencia de género por haber agredido a Raquel Pedercini, representante canadiense, durante la reunión en la capital croata. Sobre los fondos reclamados por IHF, PATHF considera que al provenir de un sponsor privado, la entidad internacional no tiene derecho alguno y que la rendición de los recursos fueron debidamente auditados.

Este enfrentamiento tiene mucho peso en el futuro de las selecciones nacionales argentinas ya que IHF no se arroga el derecho a organizar las competencias regionales sino que a los fines prácticos se achicarían las plazas sudamericanas. Los Gladiadores no tendrían problemas en mantener su lugar en el mundo, con la única amenaza de Brasil, pero las chicas de la Garra y las categorías juveniles -que usualmente tienen tres plazas en juego- podrían tener en riesgo su llegada a mundiales ante el crecimiento de Uruguay y Paraguay.

ERNESTO RODRÍGUEZ III
@EPHECTO

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s